La resistencia al cambio climático en algunas especies se debe a la lucha entre machos por las hembras


EFE

  • El experimento se hizo con polillas, pero señalan que los resultados podrían aplicarse a otras especies.

<img src="https://cdn.20m.es/img2/recortes/2018/04/18/681904-620-282.jpg" width="620" height="282" alt="Dos polillas Plodia interpunctella copulando, la especie que se analizó para el estudio” />

Las especies cuyos machos compiten intensamente por sus parejas “podrían ser más resilientes a los efectos del cambio climático“, según un estudio que publica la revista Porceedings of the Royal Society B.

El autor principal del estudio, Jon Parrett, señaló que “este es el primer estudio que analiza cómo la selección sexual afecta a la habilidad de una población animal para responder a los incrementos graduales de temperatura”.

La explicación reside en que “los machos que mejor se adaptaban al nuevo entorno tenían más posibilidades de aparearse y esos ‘padres de éxito’ transmitían su ‘buenos genes’ a la descendencia, ayudando a la supervivencia en el nuevo ambiente”, explica el comunicado.

El experimento se hizo con varias poblaciones de polillas Plodia interpunctella en la que se estableció un ratio diferente de sexos. Tres machos por hembra (fuerte competencia) o un macho por cada tres hembras (competencia débil) y se hizo subir la temperatura en dos grados cada dos generaciones.

A medida que la temperatura aumentó por encima del rango normal para esos animales, las hembras empezaron a poner menos huevos y se redujo el índice de supervivencia de la descendencia.

Sin embargo, las poblaciones que tenían una proporción mayor de machos, estos fueron más resistentes al incremento de las temperaturas y aunque la producción de huevos y la supervivencia de las crías también se vio afectada, lo hizo “significativamente menos” que en los grupos con un sesgo de hembras.

Un experimento que podría aplicarse a otras especies

El doctor Rob Knell, coautor del estudio, señaló que aunque el experimento se hizo en laboratorio “es posible que sus conclusiones puedan aplicarse a muchas especies de animales”. La intensa competencia por las parejas es una característica de muchos animales, desde los ciervos a los pavos reales o los machos del ave del paraíso o de grillos.

“Utilizamos un sistema de laboratorio para esta investigación, pero es probable que nuestras conclusiones sean aplicables a muchas especies animales. La intensa competencia por las parejas es una característica de muchos animales bien conocidos: los ciervos en celo, los pavos reales, los machos pájaros del paraíso y los grillos machos que cantan están tratando de ganar el juego de apareamiento”.

Los resultados indican, según Knell, que “estos sistemas de apareamiento competitivos pueden jugar un papel importante al determinar la respuesta frente a nuevos ambientes, mientras que las especies donde hay menos competencia por los apareamientos probablemente sean menos capaces de adaptarse a nuevas condiciones”.



Source link

Loading...

Leave a Comment