España pierde posiciones entre las economías más competitivas del mundo


En el ámbito turístico, España es el país más competitivo del mundo, según el Foro Económico Mundial, pero no sucede lo mismo a nivel general. Ha descendido dos puestos respecto a 2017, hasta la posición 36 de un total de 63, en la lista de los países más competitivos del planeta, elaborada por IMD World Competitiveness Center -centro de investigación de la escuela de negocios suiza IMD-. Esta entidad atribuye la caída a la pérdida de competitividad en diversas variables, como los precios de su economía, el funcionamiento del mercado laboral, la legislación empresarial, la política en impuestos y sus infraestructuras científicas.

En los dos años anteriores, nuestro país había conseguido mantenerse en el número 34, pero en 2018 -en la edición número 30 del citado ranking-, ha bajado dos puestos, hasta el 36, aunque a nivel europeo ocupa el puesto 17, uno por delante al año anterior.

El informe analiza 260 indicadores, entre los que ocupa una espacio destacado las estadísticas nacionales de empleo y comercio. Además valora el desempeño económico, la gestión del Gobierno, eficiencia empresarial y las infraestructuras, un apartado en el España consigue su mejor posición, el puesto 27.

A continuación se sitúa el desempeño económico, con el número 31, mientras en eficiencia empresarial se coloca en el 42 y la gestión del Gobierno, en el 38. La mayor debilidad reside en el mercado laboral, ya que en tasa de desempleo ocupa el puesto 59 de la lista, y el 58 en lo que se refiere a la preparación de los trabajadores y a su capacidad de atraer y mantener el talento y en emprendimiento.

Desde el IMD destacan que los principales retos de España para mejorar su situación actual son el fortalecimiento de la sostenibilidad del sistema fiscal, incluyendo la reforma del sistema de pensiones; el desarrollo de una administración pública más eficiente y efectiva, el impulso a la internacionalización de las empresas; reducir la excesiva regulación existente y promover la digitalización y la adopción de tecnologías innovadoras en diversos sectores empresariales.

Los puntos fuertes son los relacionados con el Estado del bienestar. Nuestro país es el sexto en cuanto a la esperanza de vida -cabe recordar que es el segundo entre los países de la OCDE-, el noveno en sanidad y el décimo en seguridad, ya que es el país con menos homicidios. Asimismo, consigue una positiva valoración en actividades como las exportaciones de servicios comerciales (11) y de bienes y servicios (17) o las inversiones en el extranjero (14), entre otras.

Los más competitivos

Estados Unidos pasa de la cuarta a la primera posición y se sitúa como líder de la clasificación, por delante de Hong Kong, seguidos de Singapur, Países Bajos y Suiza que continúan, un año más, en el grupo de los cinco mejores. El top 10 se completa con Dinamarca, Emiratos Árabes Unidos, Noruega, Suecia y Canadá.

Se incluye el ranking completo en PDF adjunto.



Source link

Loading...

Leave a Comment